Discrepancias en las medidas contra el coronavirus para Madrid

Discrepancias en las medidas contra el coronavirus para Madrid

Discrepancias en las medidas contra el coronavirus para Madrid
La confrontación de posturas pone fin a los intentos de coordinación entre el ejecutivo regional y el central.
 

Durante la mañana de ayer, el ministro de sanidad Salvador Illa compareció en una rueda de prensa vía streaming indicando las medidas que el gobierno central había aconsejado adoptar al autonómico de Isabel Díaz Ayuso para paliar la gran escalada de casos que se sucede actualmente en la comunidad de Madrid.


El responsable de la cartera planteaba que el paquete de restricciones debía ser aplicado tanto en la capital como en aquellas áreas colindantes en las que la incidencia de casos fuese mayor a 500 contagios por cada 100.00 habitantes.
Así mismo, Illa invitaba explícitamente a evitar todos aquellos desplazamientos fuera de los hogares que no resultaran necesarios, limitándolos al desempeño de actividades básicas como la asistencia a los espacios de trabajo o los centros académicos entre otros.


Recomendó de igual forma prohibir el consumo en barra en bares y restaurantes de toda la región y reducir el aforo de las terrazas a la mitad.


Sin embargo y a pesar de estas proposiciones, casi de forma paralela a las declaraciones de Illa, el viceconsejero de salud pública de Madrid Antonio Zapatero anunciaba que las únicas medidas a aplicar serían las correspondientes a la ampliación de las restricciones en 8 nuevas zonas de las 37 que ya existían con anterioridad.
«Las normas ya están y lo importante es su cumplimiento» ha explicado el miembro del ejecutivo regional, que además ha solicitado criterios homogéneos para las demás partes del país.
«Hoy mismo hay alguna comunidad autónoma que tiene un índice de casos acumulados por encima de 650 (por 100.000 habitantes) y no se ha tomado ninguna medida ni recomendación para que se produzca el confinamiento perimetral», asevera Zapatero.
 

La aparente coordinación a la que se pretendía llegar entre el gobierno central y el autonómico en aras de aplanar la curva de contagio en la comunidad –principio que rigió la reunión de este pasado lunes en la sede del gobierno regional madrileño – ha quedado de este modo liquidada y se espera conocer más detalles acerca de los efectos que tendrá el confinamiento de las nuevas áreas.

En una rueda de prensa desde Madrid, el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad, Antonio Zapatero, ha explicado que ni siquiera estaba al tanto de la comparecencia que en ese mismo momento el ministro de Sanidad, Salvador Illa, estaba ofreciendo para dar a conocer las recomendaciones que se habían hecho.“Las normas ya están lo importante, que es su cumplimiento, ha recalcado el viceconsejero, que ha pedido “criterios homogéneos” y ha señalado a otras comunidades autónomas que tienen incidencias acumuladas “por encima de 650″. “Que yo sepa no se ha tomado ninguna medida para que se produzca en esa comunidad autónoma el confinamiento perimetral”, ha criticado.

 

a primera es que consideran que todas las medidas restrictivas se deben aplicar a toda la capital y también a todas las áreas que tengan una incidencia mayor de 500 por 100.000 habitantes. La Comunidad de Madrid no lo ha hecho así, según anunciaba casi paralelamente el viceconsejero madrileño, sino que solo amplía las ya interpuestas la semana pasada en 37 zonas de salud a 8 más, 45 en total, las que están por encima de una incidencia de 1000 casos, con alguna excepción.

Illa asegura que es necesario que las limitaciones de movimiento se apliquen en toda la capital (salir sólo a trabajar, al colegio o atender cuestiones básicas) lo que en la práctica es cerrar la ciudad, y a los municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, hacer una "recomendación explícita" de evitar todos los movimientos innecesarios, prohibir el consumo en barra en toda la comunidad y reducir al 50% el aforo de las terrazas. El ministro ha insistido en que piensan "en que son las medidas que hay que tomar" y quiere que sean conocidas por la opinión pública dentro de lo que ha llamado un "ejercicio de transparencia" por parte de la Administración central.

Como son ellos los que tienen las competencias Illa ha venido a decir que esperan que recapaciten antes de que el Gobierno se vea obligado a actuar. "Vamos a ver cómo evoluciona, a ver qué pasa estos días", ha dicho, sin apuntar en ningún momento qué harán si Madrid no atiende sus recomendaciones.

Illa ha repetido de manera insistente que es hora de "actuar con determinación" y que no valen "atajos" ni "gradualismos"

Mientras la Comunidad de Madrid anunciaba la ampliación de las restricciones a 8 nuevas zonas, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, recomendaba "cerrar" toda la ciudad para hacer frente a la expansión del coronavirus. Madrid, además, lanzaba una nueva recomendación para toda la comunidad consistente en evitar todo movimiento innecesario. El ministro ha recordado, además, que "el Gobierno es el que da las recomendaciones pero las autonomías deciden".

Discrepancias en las medidas contra el coronavirus para Madrid