Recomendaciones para una alimentación saludable.
Recomendaciones para una alimentación saludable.

Cuatro consejos de vida saludable para la “dieta” de enero

Cuatro consejos de vida saludable para la “dieta” de enero

Enero nos pesa. Queremos quitarnos esos kilos de más cogidos en la Navidad. Pero los expertos en Nutrición recomiendan que mejor que por la dieta, optemos por introducir hábitos de vida saludables. Aquí cuatro consejos. 

La dieta de enero es un clásico, pero no solo por los buenos propósitos del año, sino porque a quien más y a quien menos, los excesos navideños le pasan factura. Por eso los especialistas en Nutrición recomiendan que más que hacer una dieta aprovechemos enero para introducir en nuestro día a día un estilo de vida más saludable. Aquí, algunos tips para esa ‘dieta de enero’.

1. Agua, mucha agua.

Somos agua en un gran porcentaje. Aproximadamente el cuerpo humano está compuesto en un 60 % de agua en términos generales, pero es que nuestro cerebro lo está en un 70 %. La sangre en un 80 % y los pulmones se componen en un 90 % de agua. Estos porcentajes reflejan lo importante que es el agua para nuestro bienestar. Por ello los especialistas recomiendan beber como mínimo dos litros de agua, aunque mejor si pueden ser tres. Un consejo si se nos olvida beber agua es ponernos una alarma que cada par de horas nos obligue a beber agua. Así además aprovechamos, nos levantamos y nos despejamos.

2. Proteínas, imprescindibles

Todos sabemos que comer frutas y verduras es necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Pero tanto como los vegetales, también son importantes las proteínas. Las proteínas se construyen a partir de aminoácidos1 y son los componentes principales de todas las células del cuerpo. Logramos que crezcan gracias a su ingesta. Aunque tradicionalmente se las ha relacionado con las carnes no son los únicos alimentos que las componen. El pollo tiene muchas proteínas cierto, pero también el pescado, el huevo, la avena, las lentejas... Debemos consumir al menos 70 gramos al día.

3. Un buen desayuno

También es un clásico pero no por ello debemos olvidarlo. La comida más importante del día debe ser sin duda el desayuno. Es importante que incluya alguna pieza de fruta. Debemos desayunar alimentos poco calóricos, pero confortantes. Introducir semillas, como las de sésamo, bayas de Goyi, y por supuesto fibra es una buena idea. Si por ejemplo tomamos pan, es mejor que sea integral. Y si le untamos mermelada, que sea casera y el azúcar se sustituya por otros endulzantes como los dátiles.

4. Cenas ligeras

Y tan importante como un buen desayuno es que las cenas sean ligeras. Acelgas, espinacas, alcachofas, brócoli, zanahorias, endivias, tomates... pueden ser algunos de nuestros aliados. Un poco de pavo a la plancha, una tortilla francesa... Además es importante que dejemos pasar un par de horas hasta que nos vayamos a dormir, de modo que a nuestro cuerpo le haya dado tiempo a hacer la digestión.

Por supuesto si estos hábitos alimenticios los acompañamos de hábitos saludables de vida y práctica deportiva, evitando el sedentarismo, no solo nos quitaremos esos kilos de más de las navidades, sino que nuestra salud lo agradecerá. 

Cuatro consejos de vida saludable para la “dieta” de enero
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad