No hay sector que se resista al 'Black Friday'.
No hay sector que se resista al 'Black Friday'.

El Black Friday llega al arte... y a todas partes

El Black Friday llega al arte... y a todas partes

Aunque el Black Friday es oficialmente hoy, los negocios más potentes llevan una semana realizando descuentos. Una tendencia que se vinculaba a los productos tecnológicos pero que ya ha llegado incluso al mundo de los espectáculos. 

Hace unos años (pocos) sí hacía falta, pero a estas alturas ya no es necesario explicar qué es el Black Friday. Y es que esta ‘celebración’ proveniente de Estados Unidos en la que lanzar grandes ofertas el viernes después del día de Acción de Gracias es ya una práctica que celebra medio mundo y que sirve para que las grandes tiendas hagan su “agosto”. Mientras, muchos pequeños negocios se encuentran con una situación en la que es imposible competir debido a los márgenes a veces muy justos con los que trabajan.

En cualquier caso, esta jornada en la que el consumismo es el protagonista se asociaba inicialmente a los productos tecnológicos. Aunque aún antes, en sus orígenes, se cuenta que el bajar el precio de los productos está inspirado en el hecho de que, en esas fechas, los traficantes de esclavos negros bajaban sus precios el Día de Acción de gracias pensando en los nuevos esclavos de la temporada de invierno.

Desconocemos si será realidad o una leyenda pero lo que sí es cierto es que de la tecnología ha pasado en los últimos años a prácticamente cualquier campo, con especial incidencia en la moda. Aunque hace algunos años muchas firmas de prestigio rechazaban hacer descuentos de Black Friday por no transmitir “mala imagen de marca”, finalmente todas han sucumbido y no hay tienda de ropa o calzado que no se sume a la fiesta de los “precios de escándalo”.

También se sumaron las grandes jugueterias, que a escasas semanas de las llegadas de Papá Noel y los Reyes Magos viven su época del año más rentable. Y prácticamente todos los negocios, desde asesorías y servicios jurídicos que lanzan pack de oferta pensando en los trimestrales y complicados finales de año hasta las consultorías y formadores. ¿Quién no ha recibido esta semana al menos cuatro o cinco ofertas “irresistibles” del curso, formación o especialización que necesitas para “impulsar tu carrera”?

Los últimos en incorporarse han sido los artistas en todas sus variantes. Ya desde 2016, varias galerías de arte de Barcelona se lanzaban a estos descuentos. Espacios como la Galería Gothsland, la Artevistas Gallery, el Círculo de arte de la Ciutat Vella, o la Galería Subex sorprendieron aplicando descuentos en las ventas de sus obras de arte, así como en los talleres y ciclos que organizaban. Desde entonces la propuesta ha salido de Cataluña. Madrid desarrolla esta semana un 'Black Friday teatral', con entradas de teatro, danza, musicales, monólogos y demás espectáculos a precios reducidos; en ocasiones de hasta en un 50 %.

Los espacios de experiencias, desde el Museo del Atlético de Madrid hasta las fundaciones y salas de exposiciones, también ofrecen descuentos en sus entradas o promociones especiales.

Pero no se trata únicamente de los espectáculos en vivo; las salas de cine de todo el país también se han sumado al carro de los descuentos; especialmente las salas más comerciales. En definitiva todo “empujón” es bueno para un sector como el de los artistas, uno de los más castigados por la pandemia del COVID-19. Descuentos que ayudan a dinamizar el comercio -aunque lamentablemente a veces solo el de las grandes empresas- y que, en cualquier caso, ayuda a los maltrechos bolsillos de los españoles. 

El Black Friday llega al arte... y a todas partes
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad