Retrato de Molière caracterizado como César. (Nicolas Mignard/dominio público).
Retrato de Molière caracterizado como César. (Nicolas Mignard/dominio público).

Molière, cuatrocientos años del genio francés que revolucionó el teatro

Molière, cuatrocientos años del genio francés que revolucionó el teatro

El año 2022 nos trae importantes aniversarios en el campo de la literatura, y el primero de ellos es el cuarto centenario del nacimiento del dramaturgo francés Molière. Mañana viernes, día 15 de enero, se cumplen 400 años del nacimiento del padre de la Comedia francesa y Francia y el mundo recuerdan a uno de sus principales genios inmortales.

La literatura nos deja cada año aniversarios que son la excusa para recordarnos cómo podemos gozar de las palabras que nos dejaron a su muerte algunos autores imprescindibles de la literatura universal. Y este 2022 serán varios los aniversarios que se celebren en torno a las palabras de grandes autores.

Varios de ellos desde el corazón de Francia, como el centenario de la muerte de Marcel Proust, que falleció en noviembre de 1922. O alguien con quien compartió pasión por las letras. Y es que precisamente mañana viernes se conmemoran nada más y nada menos que cuatrocientos años del nacimiento de Molière, dramaturgo nacido el 15 de enero de 1622.  

Jean-Baptiste Poquelin, más conocido como Molière, revolucionó el mundo de la dramaturgia, especialmente en el género de comedia, aportando una brillantez y estilo muy diferentes a lo que estaban acostumbrados en su época. Textos que siguen siendo siendo aún hoy en día no solo objeto de estudio sino obras universales y atemporales. Textos como ‘Don Juan’, ‘Tartufo’, ‘El avaro’, ‘El burgués gentilhombre’ o ‘El misántropo’, que siguen siendo grandes referentes literarios.

Molière logró aunar música, danza y texto para adaptar la commedia dell'arte a las formas convencionales del teatro francés e introducir en el modo en que se hacía teatro en la época la herramienta de la ironía. Para ello necesitó desafiar a la iglesia y a su censura. Se convirtió en un genio de los relatos costumbristas, con la narración de situaciones del día a día que lograban conectar con el espectador, y personajes exagerados y excesivos que se convertían en una fiel crítica de lo que sucedía.

Gracias a su teatro y a esas escenas que describen con ironía la sociedad francesa del siglo XVII, Molière logró convertirse en la gloria nacional que es hoy y ser considerado el padre de la Comedia Francesa.

Y es que su teatro no solo cautivó al público sino que también conquistó a la realeza, llegando a actuar ante ante el rey Luis XIV, llegando a convertirse en su protegido. No solo sus obras se convirtieron en icónicas, sino también su prematura muerte, la cual dio origen a una de las leyendas más arraigadas del mundo del teatro: la ‘mala suerte’ de vestir de color amarillo.

De su muerte se cuenta que murió sobre el escenario aunque no fue exactamente así. Gravemente enfermo salió a actuar, vestido de amarillo, y sufrió un ataque del que murió varios días después. Representaba su última obra, El enfermo imaginario. Desde entonces, actrices y actores prefieren no vestir de amarillo sobre las tablas.

Con su muerte nació la leyenda. Dejaba un importante legado, el que conforman una treintena de obras tanto comedias como tragicomedias o farsas, sátiras de la época, comedias-ballet y espectáculos que mezclaban la música y el humor. Un visionario que 400 años después sigue dejando, a partes iguales, risas y críticas sobre las tablas. 

Molière, cuatrocientos años del genio francés que revolucionó el teatro
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad