Arturo Fuentes Cabrera
Arturo Fuentes Cabrera

La Capilla del Carmen no sale en los mapas

La Capilla del Carmen no sale en los mapas
Decía Melville, escritor Estadounidense del Siglo XIX, que los “lugares verdaderos no están en ningún mapa”.

La Capilla de la Virgen del Carmen de la Almadraba, no sale en los mapas de las conciencias. A la desidia de identidad que sufre nuestra ciudad, se ha sumado ahora, la de dejar consumar el pecado de hacer caer en pedazos los pilares de nuestra fe.

 

Hace años, décadas casi, que el templo se cae a trozos. Se desmorona como lo hacen la mayoría de las tradiciones de nuestra ciudad, nuestras costumbres. Y aquí casi todo el mundo ha mirado hacia otro lado. Y digo casi porque, un grupo de fieles, se encaraman a las rocas que defienden la Capilla del Carmen de las olas del levante mientras capean el temporal. Los que allí rezan, los que allí se bautizan, los que allí veneran a Dios, los que allí viven su conversación diaria con Dios. Ese grupo de fieles nos alertaban y nos decían a todos los ciudadanos de Ceuta que aquella Iglesia, que tanta gloria dio a nuestra ciudad, se estaba derrumbando y que se hallaba cada vez más al borde del precipicio, del acantilado que separa la tierra y el mar.

 

Que su techo se venga abajo es cosa de todos. De casi todos, diría de nuevo. Porque ellos, sus fieles, no paran de advertidnos y de luchar. Ellos solos no pueden. Aquí tienen mis manos, para lo que puedan necesitarlas. Y las manos de los ceutíes, que no han parado de mostrar su apoyo por las redes sociales durante estos días. Y, a estas manos, no tienen más remedio que sumarse Ciudad Autónoma y Obispado. La Capilla no puede caer, porque con ella caería una pequeña parte de nuestra historia y una gran parte de la vergüenza de quienes son sus responsables. Estoy seguro que todos pondrán de su parte.

 

La Capilla del Carmen es un lugar verdadero, por eso no está en ningún mapa. Es el lugar de los pescadores, de la gente de “la mar”, de los que gritan vivas a la Virgen del Carmen, de los que la veneran durante todo el año y de los que se bañan con ellas en las aguas de julio. De los que viven lejos, y de los que viven a su lado. De los que cruzan desde la otra orilla buscando su orilla. La Capilla del Carmen es un puñetazo en el mar, donde habita el Dios de los humildes.

 

Es la hora, es el momento. No hay tiempo. Dejen atrás los conformismos, los formalismos y la falta de voluntad. Pónganse manos a la obra, apuntalando nuestra historia, nuestra fe, nuestro ser. Si la capilla se derrumba, se derrumbará parte de Ceuta. Que a ninguno de los que atesoran esta responsabilidad, les quede en la conciencia dejar caer parte de nuestro patrimonio, de nuestra cultura, de “lo nuestro”. Pongan la Capilla del Carmen en los mapas, es un lugar verdadero, como su gente, que se lo merecen.

La Capilla del Carmen no sale en los mapas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad